Sani, un joven de Camerún quien, como muchas personas (africanos), se fue a Europa nadando, nos cuenta:

 

“Según el articulo 13 de la Declaración Universal de Derechos humanos, cada uno es libre de moverse e ir donde le da las ganas. Según esto, todo el mundo puede viajar. Pero por desgracia, esos derechos pertenecen a una minoría en algunos países del mundo. Si los africanos quieren viajar, es muy difícil, pero es todo el contrario para los europeos.

 

En África, hace falta educación… Después los estudios, ¿qué hacen los jóvenes? ¿Que pueden de verdad hacer? Dado esa realidad, intentan emigrar.

 

África es muy desconocida de Europa y es culpa del sistema basado en el cual África no debe ser conocida. Sin embargo, tenemos que enseñar a los europeos la verdadera cara de África. Tenemos que enseñarlos que los que piensan sobre África no es la realidad. Les hacer entender que no queremos siempre migrar. El objetivo de los africanos no es irse a Europa, sino que la integración sea más fácil. Nosotros tenemos que cambiar la imagen de África porque no es nuestra realidad. África necesita que Europa la deje en paz.

 

Tenemos que participar de alguna manera en el cambio de la sociedad para eliminar la xenofobia. Una sociedad diversa seria mejor. Cada día millones de jóvenes africanos fallecen en la mar, buscando “mejores condiciones de vida”. La ruta de los cayucos cogí la vida de muchos de nuestros niños.

 

Europa creó muchas herramientas para asegurar las fronteras, vigilar la mar… Pero todos tendremos que preguntarnos algo. ¿Con todos estos controles, porque la gente sigue muriendo en el mar? Si fueron europeos que murieron, seria diferente. El mundo debe mucho a África. Pero seguimos torturados psicológicamente.

 

El número de personas que perdieron vidas es desconocido: seguimos limitándonos dando números que no sean la realidad. Solo vemos números, pero detrás hay vidas, familias, historias… Tenemos que decir las cosas y no ser vendedores de ilusión. El corazón de la humanidad se está haciendo piedra. Nunca tendremos números exactos de muertos y a veces nos olvidamos de la gente que muere en el desierto. Tenemos que decir la verdad porque la historia la conocemos.

 

Hay países africanos que acojan a mucho más refugiados que en Europa.

Estamos esperando un despertar de las conciencias. Que Europa deja de decir que no haga sitio. Tenemos que preguntarnos porque los jóvenes de África van a Europa. En el fondo, esa riqueza de los europeos viene de África. El sistema de bien estar en Europa no se puede mantener sin África.”

 

Acabó su declaración con una citación de Albert Einstein: “El mundo no se va a caer por culpa de los que hacen el mal sino por culpa de los que lo miran sin hacer nada”.

 

El Centro Cultural Aminata, en el marco de su proyecto para que los jóvenes tengan una autonomía tras la comunicación y la cultura, intenta eliminar el problema de la libertad de viajar. Por eso, la ONG Hahatay permite a muchos jóvenes irse a viajar libremente.





Este articulo ha sido producido en el marco de las actividades del proyecto "Comunicación y cultura para el empoderamiento de mujeres y jóvenes desde el Centro Cultural Sunu Xarit Aminata Gandiol, en Senegal"   realizado por Hahatay, en colaboración con KCD ONGD y financiado por Ayuntamiento de Bilbao.

 

VEN A GANDIOL
Ven a descubrir los preciosos paisajes de Gandiol y sus interminables encantos, a compartir unos momentos inolvidables con sus vecinos (Dekandoos), enseñarles y aprender de ellos, a experimentar una forma de vida diferente a las costumbres y el día a día europeos… Vamos a comer con la mano, a bailar al ritmo de los tambores (sabar), a tartamudear con la lengua (Wolof)...



Deja que los niños se descojonen contigo y verás como sus sonrisas son contagiosas... Ven a compartir el té de la tita Maguette, los platos de la tita Fatou, los cuentos de Lamine… Vive la alegría de no tener que preocuparte de nada, nada que no sea importante de verdad… Ven a desconectar del ordenador, del teléfono móvil y de la agenda para conectar con la realidad humana, conectar con la vida...

Ven a vivir las noches de fiesta de luna llena, a dormir con los llorones de los burros y a despertarte con la alarma infalible de los gallos… Ven a andar descalzo sobre la arena y a llenarte los pulmones con el frescor de la brisa del Océano Atlántico… ¡Vamos, Gandiol te espera en Navidad!
COLABORA
Hazte socio Haz tu donación Compra nuestros libros
RADIO AMINATA
COLABORADORES