El pueblo de Pilote Barre está a 2.5km de la entrada del parque nacional de la Lengua de Barbarie y a unos veinte de la ciudad de Saint-Louis. En el siglo XIX, el pueblo de Pilote Barre en Gandiol conocía mucho tráfico marítimo. El faro es un testigo de esa historia.

El Faro de Pilote Barre ha sido construido para servir de señal pero también para guiar los barcos perdidos en alta mar. Ha sido construido, según nuestras investigaciones, en 1845 a la vez que ha nacido el pueblo. Todo el pueblo y su simbolismo de historia son muy ricos. Para el pueblo de Gandiol, la presencia del faro al borde del rio es una belleza. Esa imagen está siempre utilizada para representar Gandiol, en los posters o para situar Gandiol.

El Faro de Pilote Barre está alto de 25 metros. Está rodeado por edificios administrativos que de momento están bajo de las autoridades portuarias de Saint-Louis. El trabajo de dirección de los barcos tras el canal principal del rio Senegal en la antigua desembocadura se hacía por los navegadores de las poblaciones pescadoras del pueblo. Tenían un conocimiento perfecto de donde podían pasar los barcos.

El Centro Cultural Aminata quiere reconstruir la historia. El Centro, en un futuro a medio corte plazo, permitirá a la población u otra persona interesada conocer la historia y los sitios históricos de Gandiol. Gracias a su “biblioteca revolucionaria”, hay muchos libros históricos que cuentan hasta la historia de Gandiol.



Este articulo ha sido producido en el marco de las actividades del proyecto  "Comunicación y cultura para el empoderamiento de mujeres y jóvenes desde el Centro Cultural Sunu Xarit Aminata Gandiol, en Senegal"   realizado por Hahatay, en colaboración con KCD ONGD y financiado por Ayuntamiento de Bilbao.

VEN A GANDIOL
Ven a descubrir los preciosos paisajes de Gandiol y sus interminables encantos, a compartir unos momentos inolvidables con sus vecinos (Dekandoos), enseñarles y aprender de ellos, a experimentar una forma de vida diferente a las costumbres y el día a día europeos… Vamos a comer con la mano, a bailar al ritmo de los tambores (sabar), a tartamudear con la lengua (Wolof)...



Deja que los niños se descojonen contigo y verás como sus sonrisas son contagiosas... Ven a compartir el té de la tita Maguette, los platos de la tita Fatou, los cuentos de Lamine… Vive la alegría de no tener que preocuparte de nada, nada que no sea importante de verdad… Ven a desconectar del ordenador, del teléfono móvil y de la agenda para conectar con la realidad humana, conectar con la vida...

Ven a vivir las noches de fiesta de luna llena, a dormir con los llorones de los burros y a despertarte con la alarma infalible de los gallos… Ven a andar descalzo sobre la arena y a llenarte los pulmones con el frescor de la brisa del Océano Atlántico… ¡Vamos, Gandiol te espera en Navidad!
COLABORA
Hazte socio Haz tu donación Compra nuestros libros
RADIO AMINATA
COLABORADORES