Hace un par de años, Gandiol era un ejemplo respecto a la educación. Muchos alumnos venían de pueblos lejos para irse a Gandiol y disfrutar de un elevado nivel de enseñanza. La escuela de Gandiol era una de las mejores de la región y los alumnos los mejores, parte de los primeros del país. La formación era de muy buena calidad y todo el mundo quiere alcanzar la excelencia. Sin embargo, a lo largo de los años, la escuela es más importante en el día día de la población, pero pierde en calidad.

Hablando de calidad, la escuela sufre de deserción y desinterés. Los alumnos más joven abandonan las escuelas. Cual mosquito les ha picado? Cuando antes todos querían ir a estudiar, ahora solo piensan a la consumición, una vida de lujo y casarse temprano.

Del lado de los chicos, muchos abandonan las escuelas para ir a buscar dinero, a menudo empujados por los padres para trabajar. Muchos están influidos por otros jóvenes que no benefician de una educación. Cuando ellos vuelvan del campo, llevan ropa nueva, zapatos más novedosos, móviles de nueva tecnología… Por parte de las chicas se casan más temprano: se interesan muy joven al “manejo de familia”. Cuando una chicas que nos van a la escuela se casan y las otras ven como sus maridos les honran, quieren también vivir momentos así de apariencia extraordinaria. Además, los padres empujan a los hijos casarse temprano para ganar más dinero: no saben que puede ser peligroso para el futuro de sus hijas. Muchas quieren seguir estudiando pero están forcadas dejarlo.

El desafío al cual ahora hay que hacer frente es de renovar la educación de calidad en Gandiol. Que alternativas hay para cambiar el fenómeno, para cambiar esa situación grave y amenazante. Si no se hace nada, la educación pierde su valor y sus adquiridos. Por ello, el Centro Cultural Aminata es un espacio de reencuentros para que las mujeres encuentren soluciones para erradicar los matrimonios precoces y para que las niñas y niños se queden a estudiar. La biblioteca es también un espacio para fomentar las actividades educativas.





Este articulo ha sido producido en el marco de las actividades del proyecto  "Comunicación y cultura para el empoderamiento de mujeres y jóvenes desde el Centro Cultural Sunu Xarit Aminata Gandiol, en Senegal"   realizado por Hahatay, en colaboración con KCD ONGD y financiado por Ayuntamiento de Bilbao.

VEN A GANDIOL
Ven a descubrir los preciosos paisajes de Gandiol y sus interminables encantos, a compartir unos momentos inolvidables con sus vecinos (Dekandoos), enseñarles y aprender de ellos, a experimentar una forma de vida diferente a las costumbres y el día a día europeos… Vamos a comer con la mano, a bailar al ritmo de los tambores (sabar), a tartamudear con la lengua (Wolof)...



Deja que los niños se descojonen contigo y verás como sus sonrisas son contagiosas... Ven a compartir el té de la tita Maguette, los platos de la tita Fatou, los cuentos de Lamine… Vive la alegría de no tener que preocuparte de nada, nada que no sea importante de verdad… Ven a desconectar del ordenador, del teléfono móvil y de la agenda para conectar con la realidad humana, conectar con la vida...

Ven a vivir las noches de fiesta de luna llena, a dormir con los llorones de los burros y a despertarte con la alarma infalible de los gallos… Ven a andar descalzo sobre la arena y a llenarte los pulmones con el frescor de la brisa del Océano Atlántico… ¡Vamos, Gandiol te espera en Navidad!
COLABORA
Hazte socio Haz tu donación Compra nuestros libros
RADIO AMINATA
COLABORADORES