Cerrar
ONG Senegal | Sonrisas de Gandiol
DE LA RISA AL LLANTO, DEL LLANTO A LA RISA
23 Agosto 2014 ► VERANO 2014
Bueno, hoy me toca a mí y la verdad, no es tarea fácil resumir un día entero en Gandiol en a penas unas líneas.

El día ha comenzado con la ausencia de Belén y Fabio que se fueron a las 7 de la mañana dejando otro gran vacío en la casa , mientras, el resto seguíamos cargando nuestras pilas para el día de hoy. Después de desayunar un riquisimo pan con chocolate hemos ido al terreno a continuar montando la valla que, por cierto, ya está terminada. La mañana se ha hecho más dura de lo normal, se nota mucho también que Irene y Pablo ya no están aquí. El cansancio pesa y quiero agradecer a Amadou que mientras a todas se nos agotaban las fuerzas él no ha parado ni un minuto. Una gran noticia de de hoy es que Nuria, Sara, Bea y Bárbara ya han empezado a poner las ruedas que delimitarán el parque infantil, nuestras semillas ya van dando sus frutos. Un día más, la ducha es un bien muy querido, necesario, sienta que da gusto y aquí somos capaces de poder valorarlo de verdad.
Se acercaba el momento más duro del día, después de comer Barbara tenía que marcharse... ha sido muy difícil para todos incluídos compañeras, niños y mayores. Barbara se ha llevado un trocito de corazón de cada uno de nosotros porque es una persona especial, pequeña pero a la vez enorme y que sobretodo se ha mostrado buena y cariñosa en cada momento dejándose querer por todos nosotros. Nos veremos pronto.
Después, los más peques de la casa me han sorprendido, como cada día, un poquito más. Estaba lavando mi ropa y Diaw, Daba, Fara, Abdullay y Maget han venido a ayudarme, los toubab no sabemos hacer el ruidito que hacen ellas cuando frotan el jabón por mucho que lo intentemos. Después de bailar todos juntos con Espe la macarena, ha empezado la reunión. Una vez más Nuria ha hecho un gran trabajo, ha reorganizado los grupos, puesto que el equipo es mucho más reducido. A pesar de que parecía que el grupo grande se quedaría sin jugar al final se ha conseguido sacar a delante. A mitad de la tarde Lamine ha tenido que marcharse porque le dolía la cabeza y vaya si se ha notado cuando estabamos en el círculo todos juntos. Esto me hace darme cuenta de que cada uno de nosotros somos imprescindibles en este equipo. También cuando estábamos en el círculo ha ocurrido algo que ni yo ni Espe creo que podamos olvidar. Queríamos enseñar una canción en español a los peques pero estábamos preocupadas por si no les gustaba o no sabían cantarla, pero nos hemos atrevido y una vez más los niños y niñas de Gandiol nos han sorprendido. La han cantado mejor que nosotras y su energía y entusiasmo han hecho que Espe y yo nos miráramos alucinadas. Nunca hay que subestimar a los niños porque siempre tienen algo que enseñarnos. Después del subidón hemos ido por el camino hacia a casa, como siempre, cantando y rodeadas de niños y niñas que no querían parar de jugar, nunca se cansan, es magnífico.

Quiero aprovechar mi evaluación para decir que desde el minuto uno que estuve en Gandiol, me siento como en casa. Ya ha pasado una semana pero es como si llevara aquí toda mi vida. El trato de cada persona que vive aquí es extraordinario, pero quiero resaltar a la mamás y a las titas que se tienen ganado el cielo. Cada vez que paso por su lado es especial para mí, pasar por el pasillo y oir a mi espalda “Bate” o “moayi” me llena de alegría y siempre acabo bailando. Como dijo Irene, aquí puedo sentir que soy yo misma, tal y como soy y por eso, soy tan tan feliz. Ya había pensado muchas veces en que la familia no es solo el vínculo de sangre, pero aquí me estoy dando cuenta de verdad. Algo que lo demuestra es haber encontrado aquí a mi hermana gemela, Haby.

Gracias a todas las personas que estáis formando parte de mi sueño, de estar en África y vivir tal y como se vive aquí. Ya formáis parte de mi familia.Os aseguro que nunca nunca os olvidaré por mucho que nos separen el tiempo y las fronteras.


Hellen Lacalle.
Senegal | Gandiol

Agenda de conferencias

Senegal | Gandiol

El libro 3052

Libro Proyecto 3052 3052 persiguiendo un sueño es el libro que está haciendo posible mi sueño. Gracias a el se han impulsado proyectos en Gandiol, el pueblo natal de Mamadou Dia autor y fundador de la ONG. El libro cuenta la historia de su viaje. Salió de su país, el 11 de Mayo de 2006 para alcanzar la tierra española por medio de un cayuco. Un viaje de 8 días, una aventura llena de peligros y de aprendizajes en busca de una vida mejor.
Comparte la ONG en las redes sociales:

ONG en FacebookONG en TwiterONG en Google+ONG en Linkedin

Hahatay son risas de Gandiol © 2017

ONG Hahatay

Hahatay, son risas de Gandiol es un Ong que trabaja en la cooperación. Nuestro organización hace también un gran trabajo de denuncia sobre las políticas occidentales que violan los derechos humanos de los inmigrantes. A través del voluntario internacional y la participación juvenil queremos promover acciones para el desarrollo sostenible del pueblo de Gandiol, situado en Saint-Louis, la región del norte de Senegal.
Powered by Arismanwebs - Diseño Web