Cerrar
ONG Senegal | Sonrisas de Gandiol
Mi Hahatay, mi sonrisa
17 Febrero 2016 ► VERANO 2015
No puedo evitar que la belleza de un entorno, excesivo en su expresión, un entorno fascinante en el que se ha desarrollado esta experiencia, quede ensombrecida por la ausencia de gestión de los residuos que genera una sociedad emergente donde la gestión tradicional del medio no ha tenido tiempo de adaptarse a la proliferación de embalajes y múltiples enseres de plástico.

Tampoco puedo evadirme de la contemplación de la precariedad en los medios de vida de las personas. Casas con goteras, moscas, mosquitos, vehículos inseguros, caminos a veces impracticables, conviven con estaciones de servicio impolutas, de diseño occidental, piscinas chil-out, áreas recreativas, hoteles resort y Mercedes todoterreno.
¿Hay una clase dominante interesada en que las cosas permanezcan como están? ¿Es la religión, como en otros lugares y credos, la que genera cierta pasividad y conformismo en las gentes?
No he tenido tiempo de comprobarlo, pero estoy seguro de que las ansias de conocimiento y la inquietud de personas como Mamadou Dia y su familia harán posible que esta sociedad tome las riendas de un destino que espero más justo, en un entorno más equilibrado. Vidas dignas que no sean reflejo del mezquino, mal llamado, primer mundo. La belleza de las gentes. Los niños con sus sonrisas son como perlas preciosas, los hombres hermosos y las mujeres guapas y fuertes. Yao, Majet, Asan Día, Asan Bombas, Musa, Monbas, Amadou, El As, Lamin, Diara, Chef, muchas veces olvidé vuestros nombres debido a mi torpe memoria. Os pido perdón y os pido perdón por las veces que mi actitud en la Europa consumista vaya en vuestro perjuicio y el de vuestra tierra. Se puede vivir con menos. Se debe vivir con menos.

En mi tránsito por este mundo me había tocado aprender a vivir en soledad. Estaba casi convencido de la necesidad de estar preparado para la oscuridad. Pero este Gran Hermano, en África, me demuestra que siguen existiendo personas de gran corazón en cualquier lugar y hay que intentar compartir con ellas la experiencia de la vida. Solo no se puede, con amigos si. Gracias a las tres Gracias, compañeras de viaje, por hacerme sentir más joven. Gracias "Pedro", Tamara, Irene, Nuria y gracias a quienes ya partieron.

Gracias Pablo, por tu llamada en enero. Gracias por haber confiado en mi y haberme permitido participar de este precioso proyecto. Retomar tu honesta amistad.

La imperfecta aula infantil es el precedente de otras construcciones que, a buen seguro, tendrán mayor calidad, como estos campamentos son solo el ensayo de algo mucho más grande que espero poder seguir con atención y apoyar, si me lo permitís.

Gracias cangrejo. Gracias mono. Gracias ardilla. Perdona serpiente. Gracias Gandiol. Gracias Hahatay. Abajo las alambradas, abajo las fronteras.


Paco Campos
Senegal | Gandiol

Agenda de conferencias

Senegal | Gandiol

El libro 3052

Libro Proyecto 3052 3052 persiguiendo un sueño es el libro que está haciendo posible mi sueño. Gracias a el se han impulsado proyectos en Gandiol, el pueblo natal de Mamadou Dia autor y fundador de la ONG. El libro cuenta la historia de su viaje. Salió de su país, el 11 de Mayo de 2006 para alcanzar la tierra española por medio de un cayuco. Un viaje de 8 días, una aventura llena de peligros y de aprendizajes en busca de una vida mejor.
Comparte la ONG en las redes sociales:

ONG en FacebookONG en TwiterONG en Google+ONG en Linkedin

Hahatay son risas de Gandiol © 2017

ONG Hahatay

Hahatay, son risas de Gandiol es un Ong que trabaja en la cooperación. Nuestro organización hace también un gran trabajo de denuncia sobre las políticas occidentales que violan los derechos humanos de los inmigrantes. A través del voluntario internacional y la participación juvenil queremos promover acciones para el desarrollo sostenible del pueblo de Gandiol, situado en Saint-Louis, la región del norte de Senegal.
Powered by Arismanwebs - Diseño Web